El Montepío ofrece ayuda solidaria al Alcalde de Los Alcázares para los danmificados de la Gota fría DANA

La entidad, que descarta grandes daños en el Residencial La Minería -ubicado en la urbanización de Los Narejos-, ofrece alojamiento y víveres ante la difícil situación en las áreas más centrales de Los Alcázares, próximas a las ramblas.

 

El Presidente del Montepío, Juan José Pulgar, ha mantenido contactos desde primera hora de la mañana de hoy con el director del Residencial La Minería en Murcia, José Manuel López, trabajadores, una veintena, residentes (medio millar de personas) y autoridades municipales (Alcalde y fuerzas de seguridad), mostrando todo el apoyo de la entidad ante los efectos de la Gota fría DANA,  y recabando posibles necesidades. Parte de nuestra plantilla de trabajadores no ha podido llegar al centro, atrapados incluso en sus propios hogares y sin posibilidad de transporte. La comunicación por carretera está limitada por el momento a los vehículos especiales de la UMED y las autoridades han recomendado permanecer en las casas, incluso en alguna de las zonas centrales del municipio, próximas a las ramblas, subir a pisos superiores.

A lo largo de la mañana el temporal y el agua han remitido, después de una noche intensa, con más de 190 litros por metro cuadrado y cientos de rayos iluminando el cielo, tras las primeras evaluaciones en el Residencial (unos 240 apartamentos y distintas instalaciones, como dos piscinas, zonas deportivas y aparcamientos), no hay daños de ningún tipo, más allá de las humedades producidas por el embalsamiento de las aguas; pero lo más importante: ningún daño personal. Afortunadamente, en el Residencial Destinos de Sol del Montepío y en los apartamentos mutualistas de Los Narejos, no ha habido los problemas de correntía de agua de otras zonas, como en la zona central del municipio, junto a la rambla de La Maraña y el parque de las Peñas de las Huertas Murcianas.

La noche antes, viendo los avisos de AEMET y Protección Civil, nuestros compañeros en Murcia, ya habían tomado medidas de precaución, fabricando de manera improvisada muretes de contención en las zonas más bajas y la retirada de los vehículos del parking subterráneo situado en la rotonda de la famosa locomotora minera asturiana Marqués de Bolarque, una referencia para los accesos al residencial, dejándolos en zonas más elevadas de la urbanización, incluso en superficies más elevadas.

Al habla con el Alcalde

 

A lo largo de la mañana, el Presidente del Montepío ha hablado también con varios residentes asturianos, incluido un Guardia civil asturiano, de vacaciones en la zona, y con Mario Cervera, alcalde de Los Alcázares, que está haciendo frente a una situación compleja y dramática, con el fin, dijo González Pulgar, «de darle nuestro ánimo y ponernos a su disposición, ofreciéndole ayuda solidaria de acogida en los apartamentos libres y alimento». El Montepío, organización solidaria, mantiene relaciones de hermandad con el pueblo de Los Alcázares desde los años 90, fortaleciendo vínculos entre la mutualidad de los mineros asturianos y los propios vecinos. De hecho, hace escasas fechas Pulgar y una delegación de la Mutualidad, entre ellos el propio director del Residencial José Manuel López fueron recibidos por el Alcalde de Los Alcázares para analizar la marcha del turismo y los servicios en esta zona del Mar Menoren la que Asturias esta presentes desde principios de los años 90 del pasado siglo, una relación muy valorada por las autoridades locales.

Entre las medidas adoptadas por el Alcalde desde esta misma madrugada han figura solicitar la ayuda al ejército, únicos que han podido circular para realizar las ayudas de máxima emergencia y rescates, y el volado controlado de un gran muro de la base militar aérea, que podía generar por la contención de las aguas un problema mayor, una decisión compleja por el carácter estratégico del emplazamiento, a menos de km del Residencial del Montepío

Finalmente, el Presidente del Montepío ha enviado un mensaje de tranquilidad para todo el colectivo asturiano, especialmente, aquellos que han estado muy pendientes de sus familias en Los Alcázares, medio millar aproximadamente, en la confianza de que en las próximas horas mejore el tiempo y en la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, ejército y protección civil.

El Alcalde ha manifestado a diversos medios, incluidos asturianos (RTPA) a los que atendió a primera hora de esta mañana en deferencia a las familias asturianas, que esta gota fría ha sido tres veces peor que en las inundaciones de 2016.

 

 

 

 

 

 

13 septiembre, 2019

La Fundación Montepío concede 18.950€ en becas, para ayudas a estudiantes

 

El programa de ayudas al estudio de la Fundación Obra Social Montepío ha aprobado en el marco del curso 2018/19 la concesión de 157 becas de estudio. 194 familias mutualistas participaron en esta edición, quinta consecutiva desde la recuperación de este programa de estímulo educativo dentro del plan de acción social de la entidad. Más del 80% de las solicitudes remitidas a la Fundación Montepío desde el inicio del actual curso fueron aprobadas, con unas cantidades que oscilan entre los 100 y los 200 euros, dependiente la etapa educativa.

A las ayudas a estudiantes de Primaria, Secundaria, Bachiller, Ciclos Profesionales de Grado Medio y Superior y Universidad –con el valor más alto- se han sumado este año un capítulo especial para familias con alumn@s con Necesidades Específica de apoyo Educativo. En los próximos días el Montepío pasará a abonar estas cantidades a las familias en sus cuentas.

La Fundación Obra Social Montepío ultima ahora la memoria balance del Programa de Becas 2018-19, primer curso en el cual las ayudas escolares, estructuradas en tres convocatorias que copan todos los niveles educativos de estudio, incluyen un capítulo para Necesidad Específica de apoyo Educativo, concurriendo a la misma cinco familias, atendiendo con ayudas de discapacidad, TDHA (trastorno por Déficit de atención o hiperactividad) y altas capacidades. Este es un colectivo que requiere especial protección

Las becas Montepío están dirigidas a echar una mano en los gastos educativos (libros de texto y digitales y material didáctico) de familias mutualistas con estudiantes en centros  docentes  de  carácter público o concertado de Educación  Primaria  y  Secundaria   Obligatoria, Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior y Universitarios. Y se desarrolló con éxito y sin incidencias desde el 1 de octubre al 15 de febrero de 2019.

Atendiendo a la Política Social que siempre ha caracterizado al Montepío y a su compromiso histórico con la Educación como pilar básico para contribuir a una sociedad más justa e igualitaria, las ayudas concedidas por la Fundación Montepío, como un importe lineal y fijo, destinado a ayudar a las familias en la compra de libros de texto o digitales y material didáctico e informático en el curso académico 2018-19. Estas  ayudas contaron con un fondo global de soporte de 34.950 euros, acordándose un conexión circulante de partidas entre convocatorias para en el caso de que hubiera remanentes en unas convocatorias estas compensasen a otras, con el fin de poder alcanzar el máximo de familias que dispusieran de una beca, un recurso muy valorado en estos tiempos y que sin duda aporta un plus a nuestros mutualistas.

Esta flexibilidad permitió llevar a cabo a comienzos del curso una acción educativa extraordinaria, de atención a los estudiantes de familias mineras del Suroccidente asturiano afectados por la crisis de las empresas privadas en el sector carbonero. La ayuda del Montepío, de mil euros, fue remitida a través de las entidades municipales y escolares de los concejos afectados (Ibias y Degaña) por el cierre de minas. La misma se orientó hacia un Banco de Libros de texto, que permite a las familias de disponer del material didáctico de manera más económica y con posibilidad de reutilización.

La estructura económica del Programa de Becas Montepío

Educación Primaria y Secundaria Obligatoria: 15.000 €

Primaria:         75 ayudas de 100 euros por alumn@.

Secundaria:    75 ayudas de 100 euros por alumn@.

Bachillerato  y  Ciclos  Formativos Grado Medio: 10.000€

Bachiller:        75 ayudas de 100 euros por alumn@.

Grado Medio: 25 ayudas de 100 euros por alumn@.

Universidad y Ciclos Formativos Grado Superior: 5.000 €

Universidad:   15 ayudas de 200 euros por alumn@.

Grado Superior: 20 ayudas de 100 euros por alumn@.

Necesidades Educativas Específicas: 5.000 €

Discapacidad:   11 ayudas de 150 euros por alumn@.

TDHA: 11 ayudas de 150 euros por alumn@.

Altas capacidades: 11 ayudas de 150 euros por alumn@.

EL BALANCE FINAL

En este curso 2018-19 las familias mutualistas presentaron en las sedes Montepío 194 solicitudes, siendo concedida la ayuda al 81 % de ellas (157 becas) con  un importe global de 18.950 euros.

El 18% fueron denegadas por diversos motivos: por tener otra ayuda a la educación ya otorgada por el Montepío (participar con dos hijos en dos convocatorias a la vez), o por superar la familia el nivel de renta máximo y 16 por otras causas,  generalmente por incumplir con los requisitos mínimos académicos exigidos, o no contar con la antigüedad mínima de un año de afiliación al Montepío. Otras 2 fueron canceladas durante el proceso por las propias familias.

TOTAL DE SOLICITUDES RECIBIDAS

Primaria 71

Secundaria 59

Universidad 37

Bachiller 17

Grado Formativo Superior 4

Grado Formativo Medio 1

NEE 5

En la etapa de Educación Obligatoria (Primaria y Secundaria, abierta de 1 de octubre al 15 de noviembre), la Comisión de Asuntos Sociales valoró 130 solicitudes (el 87% del total), de las cuales fueron aprobadas 104 (el 80%). Se denegaron 24, siendo 2 las canceladas.

En cuanto al apartado de la Educación Postobligatoria (Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Medio, abierta del 16 de noviembre al 31 de diciembre) se recibieron 18 solicitudes, el 94% de Bachiller: 14 fueron aprobadas (13 de Bachiller y 1 de Grados Medios, el total de las recibidas).

De Primaria al Grado Medio y Bachiller, la beca es de 100 euros.

En el apartado de NEE, 5 serán los alumn@s que por primera vez cuenten con beca Montepío, 3 de discapacidad, 1 TDHA y 1 con altas capacidades. La beca en este caso llega a los 150 euros.

Finalmente, en la Educación Postobligatoria presencial (Universidad y Ciclos Formativos de Grado Superior) se recibieron en el Montepío 41 solicitudes (Universidad 37 y Ciclos Superiores 4): 34 fueron aprobadas (el 80%) y se denegaron 7 (el 20%). De las 37 Universitarias, fueron denegadas 6, por tener otra ayuda del Montepío, superar el nivel de renta máximo o incumplir los requisitos académicos. En el caso de los universitarios, es de 200 euros.

Durante todas estas convocatorias, que se prolongaron de octubre al pasado mes de febrero, fue necesario realizar requerimientos a socios para completar la documentación pertinente, recibiéndose satisfactoriamente en la mayoría de los casos.

OTRAS AYUDAS EDUCATIVAS: cursos en inglés y programas intergeneracionales

Además de estas becas, el Montepío también cuenta con otras ayudas al estudio, incentivando la participación de los escolares mutualistas (hijos y nietos de socios) y de los colegios ubicados en las zonas mineras en los cursos y campamentos de inmersión lingüística en inglés que se llevan a cabo en nuestras instalaciones en el Balneario de Ledesma (Wake up y Base Camp Adventure), Residencial Los Alcázares (Wake up) y Residencia de Felechosa (Wake up intergeneracional) a través del acuerdo con la firma especializada Nubra. En el caso del campamento de verano, el ahorro para el mutualista llega a los 100 euros por niñ@, abonando las familias solo 295 de los 395 euros que tiene como coste el campamento.

En los cursos en inglés, desde ahora (marzo), hasta junio pasarán por instalaciones del Montepío 35 centros escolares, 11 de ellos asturianos, y el resto de provincias como A Coruña, Segovia, Valladolid, León, Salamanca, Zamora, Cádiz, Burgos o Cantabria. Seis de estas acciones, incluyen, además del inglés, programas intergeneracionales (Conectando edades, conectado conocimientos), y uno, en Los Alcázares, actividades náuticas en el Mar Menor.

La Residencia de Felechosa también desarrolla un programa intergeneracional específico con el Colegio Público de la localidad durante todo el curso denominado Vivencias.

En cuando a los campamentos de verano, que en muchos casos ayudas a las familias a conciliar la vida laboral y familiar o dar a los peques un refuerzo en el uso práctico del inglés –se abordarán además aspectos como la naturaleza, el agua y la salud-, se estructuran en 6 turnos de una semana (6 noches), con una participación estimada de 240 chic@s de entre 8 y 17 años.

En este caso, el de los cursos y campamentos en inglés, la Fundación Montepío desarrolla el mismo en alianza con la empresa especialista en Educación y Aventura Nubra, siendo las bonificaciones mutualistas de 100 euros para hij@s y también niet@s de mutualistas, con unas 10.000 familias en la actualidad.

 

 

 

29 marzo, 2019

La Fundación Obra Social Montepío, asume el reto de defender la Candidatura Popular Brigada de Salvamento Minero a los Premios Princesa de Asturias

 

La Comisión Regional del Montepío de la Minería Asturiana, máximo órgano de gobierno en la entidad,  ha aprobado esta mañana asumir el  reto de presentar la Candidatura Popular de la Brigada Central de Salvamento de Asturias  a los Premios Princesa de Asturias. La decisión supone la puesta en marcha de un grupo de trabajo en la Fundación Obra Social destinado a “documentar, promover y recabar amplios apoyos sociales fuera y dentro de España” destinados a lograr “ese  Reconocimiento internacional a la trayectoria de la Brigada Central de Salvamento de Asturias” tras 107 años de actividad.

La Fundación Montepío asume el reto por tres razones: la Primera, a petición de decenas de mutualistas y personas ligadas a la minería que así lo plantearon de manera directa y a través de las redes sociales, durante los días previos y posteriores al rescate del niño Julen en Málaga -desgraciado suceso que ha tenido en vilo a medio mundo, por lo complicado y agónico de la situación-. La Segunda, sobre todo, tras la decisión de los gestores del grupo “Mineros Asturianos” de  Change.org de apostar a través de su coordinadora y administradora, la informática asturiana Ana Menéndez (hija y nieta de mineros) y centralizar en el Montepío (como entidad social, sin ánimo de lucro, representativa de la familia minera y próxima a la Brigada) los aproximadamente medio millón de apoyos de personas que se registraron desde la noticia firmando por la concesión de este premio. Y la Tercera, por las relaciones históricas que unen al Montepío y a la Brigada de Salvamento desde sus mismas raíces, en las siniestralidades en las minas, y más recientemente, por la colaboración estrecha entre ambas entidades en favor de la memoria minera, como lo demuestra el hecho que el Cuerpo de rescate minero apostó por visitar la sede central de la Mutualidad el primer día laboral tras su regreso de Totalán para agradecer el apoyo recibido.

636837579085930352-1440x808

La memoria de los rescates y accidentes mineros

Cabe recordar que la Fundación Obra Social Montepío, aglutinadora desde el pasado 26 de marzo de toda la política social y solidaria de nuestra entidad,  tiene entre uno de sus fines la recopilación y divulgación de la historia y memoria de la minería. De hecho, desarrolla un proyecto de investigación con la Universidad de Oviedo sobre los orígenes del mutualismo minero en Asturias desde la Revolución Industrial, y recientemente prepara la exposición Mujer y Mina: el Carbón en femenino plural, como continuidad tras el éxito alcanzado por su Calendario 2019 reivindicativo sobre el (olvidado e injustamente tratado) papel de las trabajadoras mineras, un proyecto en el que también han colaborado el Muséu del Pueblu d`Asturies y el Archivo histórico Minero.

2-1-1500x1125

Antecedentes valorados por la Comisión Regional: Desde 14 de enero, hasta la madrugada del pasado domingo día 27, la Brigada de Salvamento Minero de Asturias ha estado en el punto de mira de  medio mundo y España entera como última esperanza en la titánica y agónica operación de rescate y recuperación de Julen, el niño de 2 años que desgraciadamente perdió la vida en un estrechísimo y profundo pozo abierto en el campo de Totalán-Málaga. El suceso, con un niño y su familia marcadas por la tragedia, y la complejidad técnica del rescate, en el que participaron unos 300 profesionales de distintos campos, moviéndose en apenas 13 días, 85.000 toneladas de tierra, puso de relieve la importancia de la experiencia y el conocimiento acumulado por la Brigada de Salvamento Minero de Asturias, y con ello la voluntad abnegada y el compromiso social de un Cuerpo profesional con 107 años de historia que ejemplifican como pocos la histórica solidaridad de los mineros, dispuestos siempre a dar un paso más allá de su sector profesional para actuar, como ocurriría en decenas de ocasiones en catástrofes o tragedias de diverso cariz.

_MG_9136

La Fundación Obra Social Montepío, cumpliendo con uno de sus objetivos marcados en su nacimiento, la recuperación, investigación y divulgación de la historia minera, en este caso, la encarnada por la Brigada de Salvamento Minero de Asturias, está dispuesta a trabajar en las próximas semanas para dotar de un soporte documental a ese expreso deseo de miles y miles de personas en España que nos han transmitido su deseo de conseguir un reconocimiento internacional para este Cuerpo de rescate. Una unidad formada por mineros de élite, de valía demostrada en el trabajo en situaciones complejas (movimientos de tierra, quiebras, derrumbes, explosiones, incendios…) y que, asumiendo un compromiso y responsabilidad mayor, deciden voluntariamente formar parte de un dispositivo entrenado y dispuesto a actuar por la seguridad y en el rescate de otros, no solo compañeros, sino en situaciones de riesgo y complejidad, en muchas ocasiones en catástrofes o tragedias de fuerte impacto emocional y social.

_MG_9158

Su especialización para actuar bajo tierra, a grandes profundidades, y su evolución profesional (son mineros) hace que su paso adelante hacia la atención social y humanitaria, les confiera una singularidad frente a bomberos, militares, policías, sanitarios… con los que colaboran en equipo, cooperación que se pone aún más de manifiesta en esas aportaciones fuera de la mina, en circunstancias como las vividas  en el c rescate del niño en Totalán, pero también en otros, como terremotos en Centroamérica o accidentes en simas o túneles en otras zonas de España.

La disposición personal de los Brigadistas mineros va más allá de un voluntarismo humanitario, que ya de por sí sería encomiable. Su unidad está homologada internacionalmente con el certificado USAR, Urban Serch and Rescue. Y su conocimiento acumulado en miles de operaciones de rescate en las que han tenido que investigar y poner en práctica diversas soluciones técnicas, hace que su know how, que pasa de generación en generación, en campos que van desde lo geológico a aplicaciones en materiales, son de enorme utilidad social, transferidos más tarde a entidades próximas, como el propio Servicio de Emergencias del Principado de Asturias a empresas fabricantes de materiales homologados en rescates.

_MG_9108

La Brigada de Salvamento Minero de Asturias, que ya fue merecedor de varias distinciones estatales desde 1972 (en 2001 la Medalla del Montepío) por sus acciones heroicas en el rescate de cientos de mineros y en poner a salvo varias minas y pozos (recurso de mina para cientos de trabajadores del carbón), es también una referencia en el sector en Europa, con relaciones y actuaciones con otras Brigadas mineras internacionales, como la México, Colombia, Portugal o Inglaterra, nación esta última que, a pesar de ver cerrada su actividad extractiva fruto de la dura reconversión industrial vivida en los años 80, ha dado continuidad a las funciones de su Cuerpo minero, orientándolas incluso hacia operaciones especializadas en dispositivos de seguridad tan diversas como el naval o el tratamiento de zonas de residuos, balsas etc.

En el contexto del rescate a Julen, y en tiempos finalistas para el sector minero en nuestro país, otrora motor industrial y económico, hoy diezmado, exponente de comarcas en crisis que despiden o recuerdan con incertidumbre sus últimas minas, la Brigada de Salvamento Minero de Asturias supone un emblema como ejemplo de rigor profesional y solidaridad para amplios sectores de la sociedad española e incluso internacional que anhelan que su historia, la de haber recuperado a cientos de heridos o fallecidos en las entrañas de la Tierra, sea un conocimiento y  un valor solidario, que no caiga en el olvido.

_MG_9226

Algunas de esas personas nos han demandado en diversos escritos al Montepío de la Minería y a nuestra Fundación Obra Social, como institución hermana, representativa de la hermandad y mutualismo consustancial a cientos miles de familias mineras (entre ellas, la presentada a través de change.org, que ya acumula más de 400.000 adhesiones en internet) que demos un paso adelante con la elaboración de una necesaria Candidatura Popular de la Brigada de Salvamento Minero de Asturias a los Premios Fundación Princesa de Asturias, guante que recogemos y que concretamos elevando esta Propuesta al máximo órgano de gobierno de la Mutualidad de los Mineros Asturianos, al Patronado de su Fundación, para comenzar a dar los pasos necesarios, bajo el siguiente acuerdo de la Comisión Regional del Montepío:

Elaborar y presentar desde la Fundación Obra Social Montepío la Candidatura Popular de la Brigada de Salvamento Minero de Asturias (empresa pública HUNOSA) a los Premios Princesa de Asturias de Concordia y la Solidaridad 2019, entendiendo que su trayectoria histórica, que documentaremos ampliamente en una propuesta final que repase sus hitos, encaja con los fines y esencia de estos galardones internacionales, que, tal y como reza su Reglamento, están destinados a reconocer “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Considerando que la Brigada de Salvamento Minero cumple de manera transversal con la mayor parte de los mismos, siendo una oportunidad para que la solidaridad y los valores humanitarios forjados en esta historia, pero también en toda su historia, sigan siendo un referente que alumbre desde nuestra memoria industrial a nuevas generaciones como ejemplo del necesario rigor y compromiso que debe ser consustancial a tod@s.

 FIRMA – https://www.change.org/p/premio-princesa-de-asturias-2019-a-la-brigada-de-salvamento-minero-de-asturias

FOTOS – Alvaro Fuente / Agencias / Eduardo Urdangaray

 

 

 

 

 

 

8 febrero, 2019

La Residencia de Felechosa acoge la exposición, Dos patrias llevo conmigo. Niños de la guerra en la Unión Soviética (1937-2017)

La Residencia SPA Felechosa acogerá a partir del lunes 12 de noviembre y hasta fin de año la exposición: Dos patrias llevo conmigo. Niños de la guerra en la Unión Soviética (1937-2017), un proyecto cultural, divulgativo de memoria histórica en este caso, enmarcado en la colaboración que mantiene este centro del Grupo Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana con el Muséu del Pueblo de Asturias (de Gijón) en sus 50 años de actividad. De esta colaboración ya han salido tres expos: la colección fotográfica de Valentín Ruiz (1941-51 en Cuencas mineras), Mazcaraes (tradiciones del mundo celta) y esta dedicada a Los niños de la Guerra, muy cercana por contexto histórico a nuestros residentes mayores.

Niños con traje tradicional ruso en Casa de niños nº1 'Pravda'

La expo de Los Niños de la Guerra (aquellos que fueron exiliados para escapar del hambre, la infamia y la tragedia en la contienda civil española) se compone de 34 paneles que documentan aquella dramática aventura hacia un mundo desconocido, diferente, dejando atrás la madre, y la patria, la familia y las raíces. Se trata de 400 fotografías ineditas procedentes de archivos familiares que se han recopilado en los dos últimos años en Asturias, Ucrania, Georgia y Rusia. Son en su gran mayoría retratos individuales, familiares o de grupo, y en ellas se muestra la vida de estos niños antes de partir y, sobre todo, en la Unión Soviética: en las Casas de Niños, en actividades deportivas y educativas, en retratos de las familias que formaron en la Unión Soviética y en las reuniones que organizaban para mantener sus vínculos.

Artek (Crimea). En el grupo está Oliva Gonzalez

La exposición “Dos patrias llevo conmigo” ha sido posible gracias al empeño de un grupo de supervivientes o descendientes de aquellos “niños de la guerra”, que vivieron gran parte de sus vidas en la Unión Soviética. Y es posible, gracias a sus generosas aportaciones.

Durante la Guerra Civil fueron evacuados alrededor de 33.000 niños de la España republicana. Francia recibió cerca de 20.000, Inglaterra unos 4.000 niños, Bélgica en torno a 5.000, la URSS 3.000, México 463, Suiza unos 430 y Dinamarca un pequeño grupo de 100. Todos ellos salieron en varias expediciones entre 1937 y 1938 acompañados de maestros y personal auxiliar que los cuidaba. La tercera de esas expediciones partió la noche del 23 de septiembre de 1937 desde el puerto de El Musel (Gijón/Xixón). En el destartalado carguero francés Deriguerina, con base en La Rochelle, iban cerca de 1.200 niños casi todos asturianos, santanderinos y vascos. Su destino era Burdeos, pero, para no ser interceptado por el crucero Almirante Cervera, tuvo que desviar su rumbo hacia Saint Nazaire. Aquí algunos niños fueron desembarcados y los restantes trasladados al buque soviético Kooperatsia que zarpó con dirección a Londres, donde una parte de los pequeños embarcaron en el Félix Dzerzhinki hacia Leningrado (hoy, San Petersburgo).

Niños en El Musel, justo antes de la salida

Con fotos familiares y testimonios de las personas que vivieron aquella aventura
A diferencia del exilio republicano en otros países de Europa y América, el caso de la URSS es especial precisamente por haber acogido en su mayor parte a niños y niñas, que se vieron inmersos en la Segunda Guerra Mundial, sufriendo grandes penalidades que contrastan con la buena acogida que disfrutaron a su llegada a la URSS, viviendo atroces experiencias como el cerco de Leningrado y siendo evacuados de nuevo a lugares tan distantes como Siberia, Georgia o Uzbekistán, y permaneciendo forzosamente en el exilio durante varias décadas. Cuando las primeras expediciones regresaron a España a finales de los años 50 estos “niños” eran ya personas adultas. En algunos casos este exilio se prolongó hasta la década de los 90, regresando entonces como ancianos ya jubilados. Y algunos de ellos aún viven en Rusia, Georgia, etc.

Niños de la Guerra en la Casa de Niños de Leningrado

La exposición “Dos patrias llevo conmigo” muestra con fotografías de época cómo fueron recibidos estos niños, la vida que allí vivieron, sus experiencias y las familias que muchos de ellos formaron en la URSS. A la inauguración asistirán varias “niñas de la guerra” que viven en Asturias, y que han colaborado con esta exposición aportando fotografías y contando su testimonio de vida.

José Vicente Martinez vestido asturiano en la URSS

La exposición va acompañada del documental “Aquella noche (23 de septiembre de 1937)”, que recoge quince testimonios orales de “niñas de la guerra” que salieron desde el puerto de El Musel aquella noche del 23 de septiembre de 1937. En sus testimonios recuerdan como fue su partida de Gijón, el viaje y la vida en las 16 casas de niños que el gobierno soviético instaló para acogerlos. Son testimonios de personas muy mayores, cuyas vidas cambiaron radicalmente a partir de aquella noche. Las entrevistas han sido grabadas en 2017 por iniciativa del museo, y fueron realizadas por Tatiana Velázquez Stavinova y Jesús Suárez López. El audiovisual dura 50 minutos.

Imagenes – Museo del Pueblo de Asturias

Texto – Montepio de la Mineria.

 

 


7 noviembre, 2018

EL BALNEARIO DE LEDESMA, MODELO PARA LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA EN UNAS JORNADAS SOBRE BIOMASA Y ENERGÍAS LIMPIAS

El Balneario de Ledesma esta siendo protagonista de unas jornadas organizadas por la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Salamanca, junto a la Junta de Castilla y León, la Oficina del VIII Centenario y la Oficina Verde de la USAL sobre Biomasa y eficiencia energética que se celebra en el Edificio I+D+i de la Universidad de Salamanca con motivo de la conmemoración del VIII Centenario del Estudio salmantino.

Al acto de bienvenida ha acudido el director de la Oficina del VIII Centenario Salamanca 2018, Julio Cordero, y las Jornadas se iniciaron acon las ponencias de Primitivo Málaga, socio fundador de GEBIO; Jirko Bezdicek, director gerente de Levenger; Ángel Herrero, arquitecto de Estudio H y presidente de la delegación salmantina del Colegio Oficial de Arquitectos de Léon, y Javier Rey, catedrático de Universidad del Área de Máquinas y Motores Térmicos de la Universidad de Valladolid.

La iniciativa se completa este miércoles, 17 de octubre, con una visita al Balneario de Ledesma,  con un proyecto modelo en Biomasa.

El Balneario de Ledesma (Grupo Montepío de la Minería Asturiana) realizó junto con laempresa Gebio, especialistas en biomasa, en 2016 un proyecto energético novedoso y eficaz. La inversión en Biomasa ascendieron a unos 352.846 euros.  Los técnicos valoraron que el ahorro en dinero entre el gasto actual de propano y el de biomasa puede alcanzar mínimo un 15%, pudiendo ser en los periodos de mayor gasto del año, de un 30%. Los ahorros son muy superiores a partir de los 10 años, siendo del 50%, aunque esto siempre teniendo en cuenta los costes energéticos actuales, es decir, la comparativa propano-biomasa.

Biomasa-Fundacion-Renovables_EDIIMA20180105_0500_19

Además de esta nueva instalación en biomasa, que logrará una importante contribución al medioambiente con la reducción en emisiones de CO2, el Balneario de Ledesma mejoró también su sistema de energía solar (paneles en el aparcamiento) y el aprovechamiento del agua termal (su manantial ancestral brota de manera natural a más de 46 grados) para precalentar el agua de la red. Con este mayor aprovechamiento solar y del agua termal se logró que durante los meses de verano el Balneario contará con energía suficiente para calentar el Agua caliente sanitaria ACS.

Más info sobre estas jornadas: http://culturacientifica.usal.es/

image005

 

17 octubre, 2018

El Archivo Histórico Minero y el Montepío unen fuerzas

Trabajadores de la mina Tamarack, Copper Country, Michigan, USA. Año 1905 /Adolph F. Isler

 

El Montepío y el Archivo Histórico Minero (AHM) han llegado a un acuerdo de colaboración para trabajar en apoyo de la preservación y puesta en valor de la memoria fotográfica minera. Ese acuerdo supone un apoyo desde la Mutualidad al trabajo fotográfico, documental y recopilatorio realizado por AHM en estos últimos años, abriéndose incluso a la aportación de nuevo material y ayudando a difundir en sus medios y redes ese excelso trabajo, desde el compromiso de ambos con nuestras raíces e historia común, aportando a su vez el Archivo, con sede en Langreo, un espacio propio a la historia del mutualismo minero, para su puesta en valor como expresión singular solidaria y de hermandad, dentro de la gran historia del carbón en Asturias y en España.

El Montepío ha venido dedicando en los últimos años importantes espacios en sus publicaciones a la divulgación de la fotografía minera, a través de series como Los álbumes del carbón (en su revista oficial, con 12,000 ejemplares) y sobre todo a través de su calendario almanaque (4,000 ejemplares). Y mantiene un proyecto de investigación con la Universidad de Oviedo, relativa al origen e historia del mutualismo minero en Asturias.

0010379Grupo de trabajadores de Coto Musel, Laviana, Asturias. Hacia los años 30 / Memoria Digital de Asturias

El proyecto del  Archivo Histórico Minero, de carácter fotográfico y generalista hacia todos los aspectos profesionales, empresariales, territoriales y sociales sobre los que ha dejado su huella la actividad minera en estos dos últimos siglos, nació en 2008 de la mano de un grupo de fotógrafos y fotoperiodistas asturianos, muchos de ellos con notable experiencia en la cobertura de noticias relacionadas con el carbón: desde accidentes a movilizaciones, hasta el día a día propio en las poblaciones de las Cuencas. Su objetivo era y sigue siendo crear el mayor fondo documental del mundo sobre minería en Asturias, tejiendo incluso una red social internacional en internet, integrada por colaboradores activos que irán construyendo el fondo con sus aportaciones. Hoy son más de 480 los fotógrafos y aficionados que han aportado alguna de las 40.000 fotos que tienen en Archivo, 15.000 de ellas ya clasificadas y subidas y puestas en valor a través de la web www.archivohistoricominero.org para su consulta.

Captura de pantalla 2018-06-21 a las 20.16.06

Tras 10 años de trabajo, la recompensa llega con reconocimientos que le sitúan como uno de los espacio blogs de temática de minería más visitados de Europa, con 180.000 visitas al mes, con un total de visitas acumuladas desde su apertura de 45 millones, y lo más importante y curioso, desde distintos países mineros del mundo. Uno de sus grandes méritos el haberse convertido en referente para especialistas en fotografía minera en más de 15 países. Por ejemplo, el Gobierno de Chile, en 2009, les cedió una valiosa colección del rescate de los mineros atrapados durante 69 días en la mina San José, a 622 metros, sin duda uno de sus contenidos más visitados. La Librería del Congreso de EE UU también les ha cedido en 2011 colecciones inéditas en España sobre minería de carbón, pero también de oro, en Alaska, con gran repercusión digital.

En el fondo documental de AHM podemos encontrar fotos de minería no solo de países con tradición similar o parecida a la nuestra, como Alemania, Francia, Gran Bretaña, Polonia, Colombia, Chile, China o Australia, por citar algunas de las potentes, también de otras en Japón, India, Birmania, Canadá, Cuba, Egipto, Jamaica, Indonesia, Marruecos, Tailandia etc

Minero trabajando en una explotación de carbón norteamericana. Año 1923 - National Photo CompanyMinero trabajando en una explotación de carbón norteamericana. Año 1923 / National Photo Company

El coordinador de este proyecto, el fotógrafo mierense Eduardo Urdangaray, explica que el éxito de este trabajo de sostenimiento y repercusión de la memoria minera asturiana, española y mundial es haber canalizado la gran identificación y compromiso de muchos con la minería y su legado, una lazo transversal y global, que une a personas y familias a lo largo del planeta: una bandera puede dividir, una profesión como la minera siempre une.

Para Urdangaray, que recientemente ha publicado el trabajo Tierra Negra, junto con el fotógrafo Ramón Jiménez (Langreo, 1962), señala, como la parte más engorrosa y menos vistosa del proyecto, la de implicar en su desarrollo a particulares, asociaciones, sindicatos, empresas y administraciones para poner toda la información a disposición de investigadores, entidades y público en general en internet.

El gran yacimiento documental en la que se ha convertido el AHM es tal que aún tienen pendiente de subir y clasificar en la red más de 21.000 imágenes cedidas, lo que supone que si con el fondo actual de 14.000 Google les sitúa en el número 1 en Europa, los números pueden dispararse de conseguir poner todo el material en valor. “Es una actividad que podría llegar a generar empleos… no solo de gestión documental sino de atención  a las decenas de correos electrónicos que nos llegan de medio mundo, sobre todo de Hispanoamérica buscando a antepasados que reconocen a través de las fotos o solicitando más información sobre las mismas”, explica Urdangaray

Harris & Ewing - Demostración de aparataje de rescate minero en el U.S. Bureau of Mines, Washington, D.C., USA. Año 1917Demostración de aparataje de rescate minero en el U.S. Bureau of Mines, Washington, D.C., USA. Año 1917 / Harris & Ewing

El perfil de los usuarios de esta web, unidos por el nexo común de la minería y de los territorios mineros, comparten de esta forma sus experiencias, sus conocimientos, sus opiniones y documentos, un rico circuito que ayuda a enriquecer y difundir la historia de la minería.

Para los titulares de AHM, esta actividad cobra mayor importancia por el momento histórico que viven los territorios y esa sensación de ser víctimas de un desmantelamiento total de una forma de vida tradicional, sin que parezca que lleguen alternativas eficaces al paro, la ruina industrial, la emigración.

El relato del declive minero deja atrás páginas históricas al calor de la Revolución Industrial, cuando en lugares como Mieres, Langreo, Cangas del Narcea, Ponferrada., estiraban sus castilletes y chimeneas y los trenes carboneros se convertían en motores de la actividad económica de este país.

La llegada del carbón cambió la vida, los pueblos, las costumbres, los horarios, el medio ambiente, la política, los movimientos sociales, las relaciones económicas, la enseñanza… Pero este declive solo deja incertidumbre. Atrás, millones de historias, con sus caras, un pueblo de pueblos, el minero, con su idiosincrasia, más común de lo que parece pese a las distancias geográficas, “porque la mina es la mina, aquí y en Lima aporta el mismo ADN”, dice, y en suma una memoria colectiva.

Urdangaray considera vital para este trabajo el que todos los miembros de la familia minera pueden aportar sus vivencias, sus imágenes, su relato, transmitir aquello que conocieron en primera persona, intercambiar experiencias… porque el Archivo Histórico Minero pretende dar cabida a experiencias incluso de otras minerías  (hierro, mercurio, mármol, canteras, etc), aunque especialmente la europea del carbón.  Y es en esa labor donde el acuerdo Archivo Histórico-Montepío puede jugar un papel importante a la hora de irradiar y unir.

Panel Grande - 90 x 180 CAMBIOS

“Entre todos tejeremos el relato, contaremos parte de nuestra vida, antes de que la página caiga y la historia la pase para siempre”. Y mientras nos desgrana imágenes de Tierra Negra, de las que dicen “cobran una vida distinta que cuando las hicimos en los años 80, 90 y 2000”, finaliza: “Formamos parte del último relevo y debemos dejar constancia de ello, de viva voz, para que nadie hable por nosotros”.

tarjeton urdangaray_Page_1

El trabajo del AHM ya ha dado un proyecto concreto: el libro y exposición Tierra Negra, de Urdangaray y Jiménez, fotoperiodistas nacidos en la cuenca minera. Este trabajo recopilatorio sobre 30.000 fotos es clave para comprender la historia de la Asturias minera en el último cuarto de siglo XX, no solo en el reconocimiento al paisaje minero e industrial y su hábitat sino para explorar la repercusión social de la reconversión en toda su dimensión: paro y reducción de empleo, convulsiones y movilizaciones, ruinas, cambios…Es una muestra amplísima que pone en valor 30 años de actividad, con imágenes clasificadas en Minas y mineros, Movilizaciones, y Restos del pasado, publicadas en estos años en diarios como La Nueva España o La voz de Asturias, y en Revistas como Europa Minera, Unión Española de Explosivos o esta misma, la Revista Montepío.  La valoración de la misma es tal que ya ha sido expuesta en el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, la Pinacoteca de Langreo, el Museo de Arnao y el Museo de la Minería del País Vasco, El Centro Cultural Valey de Castrillon…

IMG_9502

Exposicion Tierra Negra. Minas y mineros , en la Pinacoteca Eduardo Urculo de Langreo. 2018

26 septiembre, 2018